Ya falta poco para empezar la catequesis, la primera semana de octubre ya empezamos.

Ayer yo estaba un poco enfadada por que la profe nos había puesto deberes. Mira que ocurrírsele, poner deberes la primera semana de curso. Yo estaba muy enfadada, pero bueno, mi mamá me ayudó y los hicimos enseguida.

Hoy en la misa había muchos más niños y quería contaros que el sacerdote nos dijo algo que me hizo pensar, dijo que Dios nos quiere tanto que envió a Jesús para salvarnos. Y que Jesús, siendo Dios, aceptó su cruz.

Y que eso quiere decir que creer en Él no significa que no nos vaya a pasar nada duro, ni difícil, sino que Él quiso pasar por ello antes que nosotros para salvarnos del pecado y que siempre está a nuestro lado en las cruces de la vida. Y, aunque él hablaba de cosas difíciles como enfermedades y problemas, pensé en mi pequeña cruz de los deberes y lo feliz que me quedé cuando estuvieron hechos.

Así que le pedí perdón a mi mamá por haber protestado tanto y le di las gracias por ayudarme y aconsejarme que los hiciera pronto.