Fiesta de catequesis en la Quinta

PARROQUIA DE SAN PEDRO DE GIJÓN

CATECISMO                                                                                         Mayo 2022

Estimadas familias:

El curso de Catecismo acaba siempre con una fiesta para todos los niños en La Quinta de San Eutiquio, la  finca preparada para que los niños y, también los mayores, podáis disfrutar.

La fiesta será el Domingo, día 12 de junio,

desde las 12.30 horas a las 7 de la tarde.

Invitamos a todos las niñas y niños del Catecismo. Hacemos extensiva esa invitación a todas la familias: padres hermanos, abuelos, familiares…. Lleváis la comida.

Nos parece importante la asistencia a esta fiesta. Los niños en el Catecismo se han conocido y se han hecho amigos y este día pueden disfrutar juntos y celebrar su amistad. Así de manifiesta también que la parroquia contribuye a la alegría y socialización de los niños.

La distribución del día es esta.

                        13.00  Celebración de la Misa.         

 (Pequeño santuario de Covadonga)

                        14.00.  Comida

                        16.30  Juegos. Organiza “Uber”

                                    Tiempo libre disfrute en la finca

                        19.00  Fin de fiesta.

Recordamos a las familias:

*Que todos los domingos del año, no solo durante el curso escolar, la misa de los niños es a las12 h. Vuestra es la misión de su educación religiosa.

*Que el curso de Catequesis comienza de nuevo la 1ª semana de octubre

Los que vayáis a asistir, por favor, enviad un mensaje a vuestro catequista o un email a respuestas.catequesis.sanpedro@gmail.com con el nombre del niño o niña de catequesis y el número de niños y adultos que van.

Nota para los niños que comulgan este año:

El domingo, 19 de junio, es el día de Corpus Christi. Para que los niños participen en la procesión, los podéis traer a la parroquia antes de las 19:00 (vestidos con la ropa de la Comunión).

Habrá una celebración de la Palabra y la procesión saldrá sobre las 19:30

Rosquillas sinodales

Los catequistas tenemos un pequeño grupo sinodal. Yo lo estoy disfrutando mucho, sólo somos 6 pero tenemos repredentadas todas las edades estados civiles y religiosos.

Al principio yo no entendía muy bien por qué era necesario un sinodo de la sinodalidad, pero, ya desde la primera reunión, me voy dando cuenta que este sínodo va a a servir para aprender a caminar todos juntos como Iglesia.

Rezar juntos, hablar y debatir los temas, escuchar a los demás, nos ayuda mucho a crecer como personas y como comunidad de fe.

Y más si, como en la última reunión, lo acompañamos de unas rosquillas tan estupendas como las de la foto (realmente esas fueron las que comimos). La proxima vez, además de rosquillas, habrá café y refrescos.

¿Os animais?

la palabra en el tiempo 91

Nos deja la pandemia, pero no encontramos la paz y la tranquilidad. Por si  fuera poca la incertidumbre de los soldados rusos en la frontera de Ucrania, prendemos y activamos querellas y guerrillas partidistas y fraternales en España, que nos llenan de perplejidad y desazón a los ciudadanos. El clima político esta grueso, irrespirable, como la calima sahariana. Vemos imposibles los pactos y acuerdos que necesitamos para salir de la crisis y lograr soluciones a los problemas económicos y sociales que hunden en la pobreza a tantas personas. Más de 2 millones de jóvenes en paro y once en pobreza severa. Cifras escalofriantes. Como para andar con cordones sanitarios, exclusiones, mentiras, descalificaciones y luchas inconfesables de poder. Se tira por tierra la mejor definición de política: “Es una de las formas más preciosas de la caridad, porque busca el bien común”. De la crispación estamos pasando peligrosamente a la polarización, abriendo una grieta entre dos polos, dos bandos opuestos que nunca se encuentran, resucitando tendencias tribales impropias de políticos responsables y arrastrando con ello al  enfrentamiento de la ciudadanía que desea y  exige la moderación. Lo vemos en el Parlamento, lo acabamos de comprobar en las elecciones de Castilla-León.

El papa Francisco, en la encíclica “Fratelli tutti”, observa que “La política ya no es una discusión sana sobre proyectos a largo plazo para el desarrollo de todos y el bien común, sino solo recetas de marketing que encuentran en la destrucción del otro el recurso más eficaz”. Mejor que esa memoria histórica o democrática que quieren imponer en la enseñanza secundaria y bachillerato, sería más educativo el estudio de este documento que ha tenido tanto impacto. Busca promocionar la fraternidad y la amistad social. Necesarísimas para vivir en paz y progresar en la convivencia.

Con este panorama puede resultar escandaloso, locura,  lo que nos dice Jesús en el Evangelio de San Lucas el próximo domingo: “Amad a vuestros enemigos, haced el bien a los que os  odian, bendecid a los que os maldicen, orad por los que os calumnian”. ¿Le llevamos la contraria a los políticos?

Reunión Padres de 3º de catequesis

Estimadas familias:

Os comunicamos que:

+El viernes 4 de marzo de 2022 a las 18:00, habrá una reunión con los padres de los niños de Primera Comunión, hemos tenido que variar la fecha del programa.

En ella se hablará de cuestiones organizativas de las Primeras Comuniones. Es muy importante su asistencia. También acudirá a esta reunión el fotógrafo que podrá aclarar cualquier duda que tengáis.

                                                           Atentamente

                                                                       D. Javier y los Catequistas

La gran obra

¡Qué intensa emoción sintió aquel hombre cuando estando en oración Dios le pidió que llevase a cabo aquella gran Obra¡ El mismo Dios le había asegurado que no desesperase que él le proveería de lo necesario.

Empezó la obra poniendo todas sus fuerzas todo su corazón y toda su alma y poco a poco se empezaba a vislumbrar lo grande que sería aquello, empezaron a llegar donativos y también personas dispuestas a ayudar, pero él los rechazaba a todos, no eran tan buenos como él. No era él, acaso, el elegido para llevar a cabo aquella gran Obra.

Poco a poco el trabajo se fue haciendo más rutinario, más cansado, más pesado y más molesto; hasta un punto en el que ya se le hacía insoportable. Los donativos también dejaron de llegar. Como iba pues a ser capaz de llevar a cabo su gran Obra. Dios le había abandonado.

Tampoco nadie venía para apoyarle. A punto estaba de tirar la toalla cuando pasó por allí un anciano. El anciano se quedó contemplando aquella obra y exclamó:

-Bonita obra, como me gustaría que se acabase.

En estos momentos el hombre le dijo al anciano:

-No puedo más, Dios me ha abandonado. Él me prometió que nada me faltaría y, ya ves, no tengo ayudantes no tengo dinero y no tengo fuerzas. Dios me ha abandonado.

El anciano le dijo:

-Alguna vez te dijo Dios que la obra la tenías que hacer tu solo?

-No -le contesto el hombre,- los ayudantes que surgieron no estaban a la altura.

-Ah ¿no?… y no sería que no quisiste escucharles, o no quisiste guiarles. Dios no nos pide nada imposible, nunca, lo que pasa es que a veces no queremos llevar a cabo lo que Él nos pide para su honor y gloria, sino que lo queremos llevar a cabo para el nuestro y así las cosas no funcionan.

En ese momento el hombre se dio cuenta de su error, le pidió perdón a Dios de todo corazón y también pidió perdón a los que habían tratado de ayudarle. Éstos volvieron y le ayudaron.

Y sabéis la obra fue mas majestuosa y grandiosa por que tenia también el aporte de mas personas, y por que no solo acercaría a Dios a los hombres en el futuro sino en todo el tiempo en el que se llevo acabo.

En cuanto al hombre aprendió que uno solo no puede hacer mucho y al anciano se le vio varias veces más por ahí, cada vez que alguien decía “eso sólo lo puedo hacer yo” o las tareas se volvían rutinarias. En ese momento él les sonreía e, inmediatamente, alguien se arrepentía y volvía a trabajar con los demás y para los demás, que es tal y como Dios quiere que hagamos las cosas.

Fuimos al Amagüesto

Que contento estoy. Ayer, mis papás, mi hermana Clara, la abuela Rosa y yo subimos a la Quinta de San Eutiquio a celebrar el amagüesto. Yo había ido hace dos años lo sé por las fotos, de aquella tenía 4 años y por eso no me acuerdo de mucho.

Cuando llegamos había un hinchable, redes para jugar al bádminton, un taller de hacer chapas, música y baile y, lo mejor de todo, castañas asadas y sidra dulce.

¡¡¡Las castañas pelaban bien y estaban riquísimas!!!

Jugué un montón y mi catequista estaba también allí. Jugó conmigo y con otros niños.

Estaba D. Javier, y ¿sabéis qué?, pues que habló conmigo del Sporting y de si lo estaba pasando bien; D. Javier es estupendo.

Luego, catequistas, papás y niños bailamos juntos, ¡Qué bien lo pasamos! . Me acuerdo de una:
“El cocodrilo grande camina hacia adelante,
el elefante Blas camina hacia atrás…”

Al volver, mi abuela Rosa dijo que estaba feliz, que le daba gracias a Dios porque los niños hubiéramos podido tener una fiesta tan divertida y con tan buen tiempo, a pesar de las previsiones de gota fría.

Os contaré más cosas del cate, quería empezar con una fiesta. Un saludo.

José.

Revisa tus datos

Estimadas familias:

Tal y como hablamos en la reunión necesitamos que verifiquéis los teléfonos que tenemos vuestros ya que ese será el dato que utilizaremos para la elección de Fechas de 1ª comunión.

Por favor utilizad el siguiente formulario

Amaguesto 2021

                        Estimadas familias:

Les recordamos que:

+ El próximo día 20 de noviembre, sábado, hacia las 17 h., se organizará un “Amagüestu” en la “Quinta S. Eutiquio” en Castiello de Bernueces, C/Camín de San Miguel. Estáis invitados todos los niños/as y sus familias.

A las 16:30 h. saldrá un autocar desde nuestra Parroquia, junto al Colegio Santo Ángel. Hacia las 19 h. regresará al mismo lugar.

Si pensáis asistir a esta fiesta, comunicad antes de día 18 a la catequista cuntos venís.

Si veinis en Autobus decídnoslo para calcular las plazas

                                                           Atentamente

                                                                       D. Javier y los Catequistas