Mi primera comunión

¡Ya recibí a Jesús! ¡Ya hice mi primera Comunión!

Voy a contároslo todo desde el principio, todo lo que pasó esta semana.

El último día de catequesis, en la capilla me puse un poquito triste: me dí cuenta que era la última vez que íbamos a estar todo mi grupo rezando juntos con mi catequista. Pero ella nos recordó que Jesús nos está esperando en cada iglesia, en cada sagrario, para que nos acerquemos un rato a hablar con Él.

En el grupo hablamos de que la primera comunión no es el final, sino el un acontecimiento muy importante en el camino al lado de Jesús, que iniciamos con nuestro Bautismo. En cada comunión recibimos a Jesús que se entrega por nosotros y alimenta nuestra alma, pero ese camino sigue a lo largo de toda nuestra vida.

Aunque la voy a ver en el ensayo y el día de la comunión, al terminar la catequesis le dí un abrazo muy fuerte a mi catequista, que nos a enseñado mucho durante estos dos años.

El jueves. en el ensayo, hicimos muchas cosas, nos sentamos en los sitios que íbamos a ocupar, vimos en que momento teníamos que salir, leímos lo que había que leer… pero lo que más me gustó fue cuando ensayamos la comunión con una forma sin consagrar, ¡sabe igual pero no es lo mismo! Nos hablaron de lo importante que es hacer un momento de oración cuando recibamos a Jesús.

Y por fin llegó el domingo. Me desperté un poco inquieta, tanto que en vez de llegar  a las 11:30 a las 11 ya estábamos en la puerta de la iglesia. Mi vestido es muy bonito, es el mismo que llevo mi mamá y que mi abuela me arregló.

En seguida llegó también mi abuela y los otros “peregrinos” estábamos nerviosos, pero mi abuela nos recordó que ya habíamos estado en el banquete de Jesús cada domingo, que había que estar tranquilos, aunque hoy estábamos invitados también a participar del banquete, el importante hoy es Jesús.

Entramos en dos filas y los papás nos aplaudían. Cuando llegué a mi sitio me acordé de las palabras de mi abuela, “hoy el importante es Jesús” y me tranquilicé. Todo iba saliendo muy bien. Me gustó el momento de la renovación de las promesas del Bautismo, ahí estábamos con nuestra vela diciéndole que sí a Jesús.

En el momento de la consagración me fijé especialmente y, al decir “Jesús, tú te entregaste por nosotros“, sentí que Él estaba ya aquí.

Cantamos el padrenuestro unidos de las manos y, después del momento de la paz, llegó el momento de mi primera Comunión. Recibí a Jesús y me puse muy feliz. Después de comulgar, le pedí a Jesús que cuide de mis papás y abuelos y le pedí que los peregrinos sigamos juntos. Le pedí por mi catequista, mis compañeros, los profes del cole… Pensé que le estaba pidiendo muchas cosas, pero dentro de mi sentí que Jesús me invitaba a seguir pidiendo. “No te canses de pedir que yo no me canso de dar“. También le di las gracias por todo.

Una vez que se acabó la ceremonia, le pedí a mamá que me diese el recordatorio que tenía preparado para mi catequista. En la parte de detrás, con mi mejor letra, le había escrito: “Gracias por contarnos tantas cosas tan bonitas de Jesús. Te quiero mucho“. Se puso muy contenta cuando se lo di.

Luego nos reunimos los peregrinos y le dijimos a mi abuela que queríamos seguir siendo peregrinos, así que Fran, Tomás Alicia, Silvia y yo vamos a apuntarnos a Perseverancia. Mi abuela va a seguir acompañándonos.

Ha sido un día muy especial. Y el domingo que viene ¡volveré a recibir a Jesús!

Muchas gracias a vosotros por leerme durante estos dos años y acompañarme. 

Nos vemos 🙂

Clara

 

Nota importante para las familias de los niños que van a hacer la Primera Comunión este año

Estimadas familias:

El viernes 15 de febrero de 2019 a las 18:00, en el centro parroquial, habrá una reunión con los padres de los niños de Primera Comunión, tal  y como está previsto en el programa.

 En ella se hablará de cuestiones organizativas de las Primeras comuniones.

Es muy importante su asistencia.

También acudirá a esta reunión el fotógrafo que podrá aclarar cualquier duda

Corpus Christi 2018

Adoración

Arciprestazgo de Gijón

Este año la lluvia fue persistente, y no pudimos acompañar al Señor por las calles de Gijón, en esta festividad. Esto truncó las espectativas de nuestro párroco, Don Javier que tenia la ilusión de hacer una procesión tan grande como la de Toledo.

Todos estábamos preparados para salir. Agradecemos la presencia a los niños de Primera Comunión que se acercaron hasta nuestra parroquia. No solo los de nuestra catequesis, sino de otras parroquias de Gijón que nos acompañaron.

También a las manolas que esperaron pacientemente, pero que este año no pudieron desfilar. Y a todas las cofradías y a la Adoración Nocturna que solo pudieron lucir sus estandartes.

La  ceremonia fue presidida por el arcipreste José Aurelio Llorens, que afirmó que en una época en la que proliferan las idolatrías, los creyentes se reúnen en la fiesta del Corpus Christi para adorar a Jesús y vivir la fraternidad con Él.

El momento culminante de la celebración, cuando la bendición con el Santísimo, los hermanos mayores de las cofradías penitenciales hicieron una reverencia al Santísimo ante el altar mientras la Banda Sagrado Corazón de Jesús de Oviedo interpretaba el himno de España.

Al final esta banda nos deleitó con un estupendo concierto, en el pórtico de la iglesia, a los pocos fieles que nos quedamos para escucharlos bajo la lluvia.

Aquí os dejamos el vídeo con las fotos de este día:

Comuniones 2018

Durante el mes de mayo, los domingos 6, 13, 20, y 27; 82 niños de nuestra catequesis recibieron su Primera Comunión.

Nerviosos desde el último sábado de Abril que celebramos la fiesta de la reconciliación y con mucha ilusión, como se veía en los ensayos que hicimos los miércoles anteriores al domingo de la ceremonia.

Todos participaron en la ceremonia, tanto en las lecturas como en las ofrendas: el libro de catequesis que estudiaron durante dos años, el regalo para compartir con los demás, el ramo de flores, la rosa roja con las espinas que representan los días que les costaba venir a la catequesis, la vela encendida, y por supuesto el pan y el vino. Y nuestro agradecimiento a los padres que ofrecieron a sus hijos.

Cuando ensayamos la  ceremonia y prueban por primera vez el pan sin consagrar, les sabe raro, se ponen nerviosos, tienen miedo hacerlo mal el Domingo. Sin embargo todos dicen que el día de la Comunión sabe mejor ¿Será porque está Jesús en cuerpo, sangre alma y divinidad? ¿Será por que su mejor amigo Jesús esta con ellos?

Dos años de catequesis quedaron atrás. Salir del cole y merendar jugando en el Campo Valdés, esperando ansiosos a que abrieran el centro parroquial. O los sábados que no hay cole, y tenían que levantarse para venir al cate. Los buenos momentos pasados en las fiestas de la parroquia, el amagüestu, la función de Navidad, la procesión de Ramos con el Niño del Remedio...

Entonces nuestro magnífico coro empieza a cantar: ” pan y vino son tu rostro…” y los niños empiezan a subir la escalera del altar, cada uno en su estilo, las niñas cogiendo sus faldas para no tropezar, los chicos muy serios con las manos juntas…es el momento especial, es el momento en que a los catequistas se nos pone la carne de gallina, alguna lágrima se escapa, y pensamos que algo bueno  hemos hecho.

¡Miradlos! ¿no son una ricura?

Pero esto no acaba aquí, tenemos la procesión del Corpus, el próximo día 3 de Junio, y la fiesta del Catecismo en la Quinta de San Eutiquio el domingo 10 de Junio.

Y además sois todos bien recibidos en los grupos de perseverancia y en la cofradía del Niño del Remedio. Aquí encontrareis a muchos amigos, y sobre todo a nuestro amigo común Jesús.

Y no os olvidéis que os esperamos en la misa de 12, que es la misa de los niños de San Pedro.

 

Corpus Christi


El pasado domingo 18 de Junio celebramos la fiesta del Corpus con una misa solemne a la una del mediodía, y las 7 de la tarde La procesión presidida por el señor arzobispo. Este agradeció la asistencia a todos los presentes y en especial  a los niños de Primera Comunión.

Y en verdad que para todos los que asistimos, con el día tan bonito que hizo, fue un placer acompañar al Señor por las calles de Gijón.