Corpus Christi 2018

Adoración

Arciprestazgo de Gijón

Este año la lluvia fue persistente, y no pudimos acompañar al Señor por las calles de Gijón, en esta festividad. Esto truncó las espectativas de nuestro párroco, Don Javier que tenia la ilusión de hacer una procesión tan grande como la de Toledo.

Todos estábamos preparados para salir. Agradecemos la presencia a los niños de Primera Comunión que se acercaron hasta nuestra parroquia. No solo los de nuestra catequesis, sino de otras parroquias de Gijón que nos acompañaron.

También a las manolas que esperaron pacientemente, pero que este año no pudieron desfilar. Y a todas las cofradías y a la Adoración Nocturna que solo pudieron lucir sus estandartes.

La  ceremonia fue presidida por el arcipreste José Aurelio Llorens, que afirmó que en una época en la que proliferan las idolatrías, los creyentes se reúnen en la fiesta del Corpus Christi para adorar a Jesús y vivir la fraternidad con Él.

El momento culminante de la celebración, cuando la bendición con el Santísimo, los hermanos mayores de las cofradías penitenciales hicieron una reverencia al Santísimo ante el altar mientras la Banda Sagrado Corazón de Jesús de Oviedo interpretaba el himno de España.

Al final esta banda nos deleitó con un estupendo concierto, en el pórtico de la iglesia, a los pocos fieles que nos quedamos para escucharlos bajo la lluvia.

Aquí os dejamos el vídeo con las fotos de este día:

Comuniones 2018

Durante el mes de mayo, los domingos 6, 13, 20, y 27; 82 niños de nuestra catequesis recibieron su Primera Comunión.

Nerviosos desde el último sábado de Abril que celebramos la fiesta de la reconciliación y con mucha ilusión, como se veía en los ensayos que hicimos los miércoles anteriores al domingo de la ceremonia.

Todos participaron en la ceremonia, tanto en las lecturas como en las ofrendas: el libro de catequesis que estudiaron durante dos años, el regalo para compartir con los demás, el ramo de flores, la rosa roja con las espinas que representan los días que les costaba venir a la catequesis, la vela encendida, y por supuesto el pan y el vino. Y nuestro agradecimiento a los padres que ofrecieron a sus hijos.

Cuando ensayamos la  ceremonia y prueban por primera vez el pan sin consagrar, les sabe raro, se ponen nerviosos, tienen miedo hacerlo mal el Domingo. Sin embargo todos dicen que el día de la Comunión sabe mejor ¿Será porque está Jesús en cuerpo, sangre alma y divinidad? ¿Será por que su mejor amigo Jesús esta con ellos?

Dos años de catequesis quedaron atrás. Salir del cole y merendar jugando en el Campo Valdés, esperando ansiosos a que abrieran el centro parroquial. O los sábados que no hay cole, y tenían que levantarse para venir al cate. Los buenos momentos pasados en las fiestas de la parroquia, el amagüestu, la función de Navidad, la procesión de Ramos con el Niño del Remedio...

Entonces nuestro magnífico coro empieza a cantar: ” pan y vino son tu rostro…” y los niños empiezan a subir la escalera del altar, cada uno en su estilo, las niñas cogiendo sus faldas para no tropezar, los chicos muy serios con las manos juntas…es el momento especial, es el momento en que a los catequistas se nos pone la carne de gallina, alguna lágrima se escapa, y pensamos que algo bueno  hemos hecho.

¡Miradlos! ¿no son una ricura?

Pero esto no acaba aquí, tenemos la procesión del Corpus, el próximo día 3 de Junio, y la fiesta del Catecismo en la Quinta de San Eutiquio el domingo 10 de Junio.

Y además sois todos bien recibidos en los grupos de perseverancia y en la cofradía del Niño del Remedio. Aquí encontrareis a muchos amigos, y sobre todo a nuestro amigo común Jesús.

Y no os olvidéis que os esperamos en la misa de 12, que es la misa de los niños de San Pedro.

 

Corpus Christi


El pasado domingo 18 de Junio celebramos la fiesta del Corpus con una misa solemne a la una del mediodía, y las 7 de la tarde La procesión presidida por el señor arzobispo. Este agradeció la asistencia a todos los presentes y en especial  a los niños de Primera Comunión.

Y en verdad que para todos los que asistimos, con el día tan bonito que hizo, fue un placer acompañar al Señor por las calles de Gijón.