Miércoles de la semana de Pasión

Lectura del santo evangelio según san Juan 8, 31-42

En aquel tiempo, dijo Jesús a los judíos que habían creído en él:
«Si permanecéis en mi palabra, seréis de verdad discípulos míos; conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres».
Le replicaron:
«Somos linaje de Abrahán y nunca hemos sido esclavos de nadie. ¿Cómo dices tú: “Seréis libres”?».
Jesús les contestó:
«En verdad, en verdad os digo: todo el que comete pecado es esclavo. El esclavo no se queda en la casa para siempre, el hijo se queda para siempre. Y si el Hijo os hace libres, seréis realmente libres. Ya sé que sois linaje de Abrahán; sin embargo, tratáis de matarme, porque mi palabra no cala en vosotros. Yo hablo de lo que he visto junto a mi Padre, pero vosotros hacéis lo que le habéis oído a vuestro padre».
Ellos replicaron:
«Nuestro padre es Abrahán».
Jesús les dijo:
«Si fuerais hijos de Abrahán, haríais lo que hizo Abrahán. Sin embargo, tratáis de matarme a mí, que os he hablado de la verdad que le escuché a Dios; y eso no lo hizo Abrahán. Vosotros hacéis lo que hace vuestro padre».
Le replicaron:
«Nosotros no somos hijos de prostitución; tenemos un solo padre: Dios».
Jesús les contestó:
«Si Dios fuera vuestro padre, me amaríais, porque yo salí de Dios, y he venido. Pues no he venido por mi cuenta, sino que él me envió».

Palabra del Señor

Reflexión del Evangelio de hoy

Este semana anterior a la Semana Santa e la llama de pasión para invitarnos a acercarnos más  a Jesucristo y convivir y sentir con él estos acontecimiento últimos de su vida. Que no sea solo recuerdo histórico, sino vivencia. Que la Pasión de Jesús sea com-pasión nuestra con él. Ante las circunstancias que estamos viviendo, la pasión de Jesús  está en todos nosotros de una manera de otra, todos con sufrimientos, todos torturados por esta pandemia….Ojala que los más lleguemos  gustar una vida renovada  y si alguno es llamado,  la resurrección

1.- En el pasaje del evangelio de San Juan que corresponde a este miércoles de la semana de Pasión encontramos una frases más conocidas y  dichas del evangelio aunque algunos piensan que es de un filósofo: “La verdad nos hará libres” Es de Jesús.

Naturalmente que hay que vivir en el verdad, y no en el mentira, en el engaño, en las medias-verdades. Así, en la mentira, no puede convivir, sería inaguantable la vida social Y algo de esto está pasando ahora. Jesús mismo maldice el mundo de la mentira.

Pero de la verdad que habla Jesús es la de su Palabra. Vivir en la verdad es vivir teniendo como norma de vida su Palabra. Él nos dice que la escuchó de Dios.

2.- Y a continuación nos dice que “el pecado es la esclavitud” Es una experiencia palpable, esclavos de egoísmo, de superficialidad, de rencores, del dinero, de soberbia, de perezas…El pecado no nos deja vivir como personas con dignidad, pero sobre todo como hijos de Dios. Nos esclaviza a las pasiones de este mundo. La experiencia la tenemos todos.

Lleguemos ahora a esta convicción

Oración.-

Señor, Jesús:

 A veces pienso que tu vida

es la clave para entender nuestra vida.

Es difícil entender por qué haciendo el bien,

el final de tu vida fue la pasión, muerte

para llegar a la resurrección. 

Nosotros pasamos momentos oscuros,

de sufrimiento y pasión .

No entendemos bien por qué tenemos

que atravesar esos momentos.

Queremos ver en tu vida la respuesta,

La luz que lo ilumina.

Hoy nos dices que “la verdad nos hará libres”,

pero no la verdad humana,

sino la verdad de tu palabra,

Tú eres esa Palabra y en Ti

encontramos la verdad de nuestra vida.  Amen