Hola Amigos:

La semana pasada en catequesis nos explicaron el Padrenuestro y nos lo explicaron muy bien. Yo ya lo sabía de memoria, pero nunca me había parado a pensar en lo que significaba.

Voy a tratar de poneros aquí lo que contó mi catequista.

Padre nuestro

Esto es muy importante porque Jesús nos enseña a llamar a Dios papá. Nuestra catequista dice que Jesús utilizó la palabra Abba, es decir papá, porque Dios nos quiere y nos cuida como nuestros papás.

Que estás en los cielos

significa que está en la tierra en el cielo y en todas partes, siempre a nuestro lado.

Santificado sea tu nombre

Eso significa que Dios quiere que le queramos, que le demos gracias que lo honrremos y no nos olvidemos de Él.

Venga a nosotros tu reino

Que nos convirtamos, que le hagamos caso, que Él sea el rey de nuestro corazón, porque cuando es así todos unidos a Él somos más felices y hacemos más felices a los demás.

Hagase tu voluntad en la tierra como en el cielo

Si todos hacemos la voluntad de Dios, si Él es el centro, su amor nos llegara a todos y todos lo llevaremos a los demás y seremos felices por que Dios nos ama y su voluntad es que le amemos y seamos felices.

Danos hoy nuestro pan de cada día

Dios sabe que las cosas que necesitamos, pero le gusta que le pidamos el pan y lo que necesitamos para que no se nos olvide que todo lo bueno nos viene de Él y como Él nos lo da no tiene que olvidarsenos néunca agradecerselo y compartirlo con los demás.

Perdonanos nuestras ofensas como tambien nosotros perdonamos a los que nos ofenden

Dios nos perdona siempre y siempre esta esperando que le pidamos perdón, pero al igual que Él nos perdona quiere que siempre perdonemos a los demás como el perdona.

En la cruz Jesús dijo Padre perdónalos por que no saben lo que hacen. Si aprendemos a perdonar así, Dios nos lo perdonará todo y no se nos quedará el alma triste y enquistada, con rencores y odios que no dejan sitio para el Amor de Dios.

No nos dejes caer en la tentación y libranos de mal

Pues eso, que cuando tengamos tentaciones que Dios nos dé las fuerzas para superarlas, porque el mal no nos hace felices. Y que Dios nos libre de todo mal y del tentador.

Cuando le contamos ésto a mi abuela sonrió y dijo que le gustaba mucho, que hoy los peregrinos íbamos a rezar un padrenuestro saboreándolo

-¿Saboreándolo? ¿Cómo un pastel?

Sí -dijo mi abuela- rezando cada frase y pensando todo lo bonito que hay detrás de cada una de ellas

Nos dimos de las manos cerramos los ojos y todos juntos rezamos:

Padre nuestro que estas en los cielos…