Hay algo que aún no os he contado. ¡Soy de la cofradía del Niño del Remedio!. Nos reunimos una vez al mes con el Niño del Remedio y nos hemos estado preparando para la Semana Santa!. ¿Y sabéis que? en la procesión del Domingo de Ramos voy a poder llevar las andas.

Bueno a lo mejor no sabéis lo que son unas “andas”. Yo tampoco lo sabía pero ahora si lo sé: es como una camilla de madera, con unas almohadillas en las varas para apoyarlas en los hombros y que no nos hagan daño. El Niño no va tumbado sino de pie y nosotros lo llevamos entre unos cuantos niños, este sábado hemos ensayado un montón.

Nos explicaron muy bien nuestras Hermanas mayores por qué en la cofradía no se dice catequistas sino Hermanas mayores, lo que teníamos que hacer y obedecimos muy atentos. Somos como unos 30 niños. Al principio nos despistamos un poco pero en cuanto nos pusieron música y tocaron el tambor lo hicimos muy bien.

El viernes y el sábado que viene volveremos a ensayar y el domingo ¡¡¡Salimos en la procesión!!!

Salir en la procesión es salir a pasear con Jesús, en nuestro caso, con Jesús cuando era Niño como nosotros, y nosotros le llevamos y le acompañamos como cuando iba con sus padres a Jerusalén.

Y nos van a poner unas túnicas rojas porque, como somos cofrades, vamos todos igual. Los cofrades somos hermanos de la cofradía. Ya tengo muchísimas ganas de que llegue el Domingo y salir en la procesión con el Niño del Remedio.

Aqui el video de la procesión: