El viernes día 3 de mayo, un grupo de jóvenes recibieron el Sacramento de la Confirmación en esta Parroquia de San Pedro. Fueron en  su  mayor  parte, novios que, a lo largo de este año, van a celebrar,  también,  el Sacramento del Matrimonio. En el tiempo de preparación  se les ha ofrecido,  a los que no están confirmados, poder recibirlo y  completar  así  la  iniciación cristiana, recibiendo el don del Espíritu,  que  les  enraíza  más profundamente en la filiación divina, los incorpora más estrechamente a Jesucristo, los vincula más firmemente con la Iglesia, los capacita para ser testigos de su amor fiel y los fortalece para superar las contrariedades que surjan en el camino de la vida cristiana.

A estos, se unieron un pequeño grupo de jóvenes que pertenecen desde su infancia a esta comunidad de San Pedro en la que han sido bautizados, han recibido la Eucaristía y en la que vienen creciendo y madurando en su vida y en su fe cristiana.

Todos ellos, deseaban incorporar a su personalidad los dones del Espíritu y los valores y criterios del evangelio. Con la gracia y aliento que reciben por el Sacramento esperan ser amigos fieles del Señor y saber dar razón de su fe en el mundo y la sociedad que nos ha tocado vivir.

Todos los que  les acompañamos elevamos nuestra oración para esa efusión del Espíritu los enriquezca con sus dones, para que los novios hagan de su hogar una pequeña iglesia doméstica y se comprometan por un mundo más humano a imagen del proyecto de Jesús, el Señor.

Las imágenes de esta tarde: