Vivamos la Semana Santa Juntos

Hola a todos

Queremos vivir esta semana con vosotros, para ello los catequistas le hemos pedido a Charo que os cuente lo que vivió Jesús en su semana santa este día. También os propondrá un breve reto.

Hoy es domingo de ramos esperamos que os guste.

Y para los mayores aqui teneis la Homilía de D. Javier

En un ratito enviaremos la procesión que entre todos habéis hecho

Gracias!!!!

Yo tambien me quedo en casa!!!

Hola, ¿os acordais de mi? Soy Clara. Ya se que algunos no me conocéis , otros si yo me preparé para la primera comunión en San Pedro, la hice el año pasado. Pero, durante los dos años de mi cate, escribía las cosas que aprendíamos y las aventuras que vivimos los peregrinos con mi abuela. Porque me gusta mucho contar cosas.

Ayer me llamó mi catequista y me dijo que por qué no les contaba a los niños cómo me está yendo el tener que estar en casa, porque les van a enviar poco a poco los cuentos que yo escribí (qué vergüenza, espero que os gusten, menos mal que muchos no me conocen en persona), para que los lean en casa ya que no pueden ir al cate.

De estos días, os cuento que el primer día fue un poco “difícil” porque papá y mamá teletrabajan los dos y yo aún no tenía deberes del cole. Además, como yo había oído que era muy importante lavarse las manos, pues cada poco iba al baño a lavármelas y, es posible, que jugase un poquito con el agua y que causara alguna pequeña inundación.

Cuando papá terminó su reunión desde el ordenador y vino al baño tenía una cara de entre angustia, cansancio y desesperación y sólo me dijo:” Venga recoge eso antes de que mamá acabe lo que está haciendo y lo vea. No ves que tenemos que trabajar y no podemos estar pendientes de ti”. Me hizo más efecto su expresión que todos los castigos del mundo.

Luego sonó el teléfono y era mi abuela. Ella y el abuelo están muy bien, pero ha dicho que ella no sale de casa, que no le hace falta, y estuvimos hablando un buen rato. Me dijo que los peregrinos ahora deberíamos cuidarnos unos a otros y seguir peregrinando hacia Jesús.

-¿Pero abuela, cómo vamos a peregrinar si no podemos salir?

-Vamos a ver ¿no os lleve a Galilea, Samaria, la Decápolis y hasta el Templo de Jerusalén sin salir de Gijón? Pues, de la misma manera y sin salir de casa, podemos vivir la cuaresma con Jesús, y para cuidar de tus amigos tienes el teléfono, si el fijo, pero sin molestar a los papás, llámalos y preguntales como están. Empieza por tu primo y veras que no tienes nada de que quejarte.

Llamé a mi primo y me dijo que, como su madre trabaja en el hospital, no la tiene en casa como yo y que que cuando llega tiene cara de estar preocupada. Luego resulta que el papá de Tomás y las madres de Ana, de Laura, de Lucía… también tienen que ir a sus trabajos, unos trabajan en supermercados, otro es policía, transportistas… así que hemos decidido hablar todos los días un rato.

El lunes llegaron los deberes, ya me porto mejor. Mi profe, que es la mejor del mundo, también nos manda algunos muy divertidos de contar chistes e incluso de leer un libro y explicar en un video de dos minutos como es, pero también hay cuentas y problemas…

Ahora que ya me conoceis espero que os gusten las historias que escribí cuando iba al cate.

Y por cierto aunque estemos en casa podemos seguir ofreciendole regalos a jesús para ayudarle a llevar la cruz. Me lo dijo mi abuela, y yo lo estoy haciendo: “Buscad un folio y cada vez que hagáis algo bueno por los papás, o los deberes rápido, o recemos un padrenuestro o un Ave María por los enfermos y por los médicos, enfermeras , y todos los que trabajan para que podamos seguir teniendo comida y cosas, hacéis un dibujito pequeño en el folio y se lo ofrecéis a Jesús y a la vuelta Junto con la cruz que teníamos allí se lo llevaremos a nuestro párroco para que se lo ofrezca en la misa”.

Entre tanto, podéis doblar la hoja y colocarla al lado de la Virgen de Covadonga que pintamos la semana pasada.

¡¡¡Nos vemos!!!

Lleva a la Santina a tu casa

Queridos niños:

Hoy habéis visto muchos la misa y eso nos ha permitido estar unidos en la eucaristía. Estos días, que tenemos que estar en casa, trataremos de seguir en contacto a través de los medios que se pueda, como internet (en la misa, en la web…) y, sobre todo, en la oración.

Hoy os proponemos que llevéis a la Virgen María a Casa. ¿Cómo? pues muy fácil:

Descargate este documento

Si te lo pueden imprimir coloréala y recórtala (si no te la pueden imprimir intenta copiar el dibujo), ponla en algún lugar de tu casa donde se vea y, la familia unida, podáis rezarle y así todos juntos con ella estaremos unidos en oración.

Le damos las gracias a una mamá de catequesis que nos hizo este dibujo.

Seguimos en contacto!!!

A las familias que tiene niños van al Catecismo y asisten a la Misa de Nin@s en la Parroquia de San Pedro.

Dada la evolución creciente que está llevando en Asturias la pandemia del coronavirus, y después de conocer las normas que ha dado el Sr. Arzobispo sobre los cultos y actividades en las iglesias parroquiales, donde nos dice: Las celebraciones de la Eucaristía se seguirán ofreciendo como de costumbre, pero se sugiere a los fieles no acudir masivamente a las mismas, pudiendo hacerlo también a través de los medios extraordinarios de televisión y otros canales informáticos…”

os comunicamos que es mejor que no vengáis a la Misa del Catecismo hasta nuevo aviso.

Podéis asistir a la celebración por nuestro canal YouTube “San Pedro Gijón”. Lo retrasmitiremos a la misma hora. Y luego queda colgado en la página web de la Parroquia: www.sanpedrogijon.es

Podéis reuniros toda la familia a las 12 h. del Domingo, conectar con el canal parroquial y juntos  –como una iglesia doméstica que es la familia-  asistir a la celebración de la Misa, orando juntos con devoción. Es una forma de visibilizar que sois familia cristiana y de celebrar en familia la fe. Para vuetr@as hij@s será un buen ejemplo y testimonio.

Esperamos que pronto podamos superar esta epidemia que cuasa tanto daño. Pidamos al Señor para que pase pronto y seamos solidarios y buenos ciudadanos. San Roque es el santo abogado de la peste. Os tendremos informados para las semana sucesivas. Esperamos que podamos ccelebrar la Primeras Comuniones en el día señalado. De lo contrario buscaremos soluciones contando con vosotros

Jesús… ¿No era Cristiano?

Estábamos explicando algunas cosas de Jesús a los niños para introducir la Semana Santa, y explicamos que Jesús era Judío. Entonces uno de los niños levantó la mano y dijo: Pero Jesús… ¿No era Cristiano?.

Una vez pasada la primera sorpresa le explicamos a los niños lo siguiente:

La palabra cristiano quiere decir seguidor de Jesús, porque Jesús es el Mesías, que significa Enviado, ungido y que en griego se dice cristo, por eso a Jesús se le empezó a llamar Jesús cristo es decir Jesús el enviado y también Jesucristo o simplemente Cristo y en el año 40 en antioquía a los seguidores de Jesús se les empezó a llamar Cristianos. Jesús es pues Cristo y por tanto el primer Cristiano, pero no por eso deja de pertenecer al pueblo Judío.

Cosas del “cate” (Los dos hijos)

Ser catequista es una bonita experiencia, sobre todo si te dejas guiar por el Espíritu Santo. A través de los catequistas y a través de los niños Dios actúa.

Aquí contaremos pequeñas anécdotas que nos han ido ocurriendo a lo largo de los años en las que se ve cómo Él actúa. Hoy empiezo con una que me sucedió hace ya 5 o 6 años.

Tenía un buen grupo de niños, pero tenía uno que evidentemente venía a la fuerza y contra el criterio de alguno de sus padres. Lo traía siempre una tía y pocas veces había ocasión de hablar con ella acerca de su sobrino. Aquellos dos años tenía, afortunadamente, otra catequista conmigo en el grupo.

El niño, quizás, por lo que le decían en su casa, tenía una actitud que dejaba bastante que desear así que, aprovechando que éramos dos catequistas, solía sacarlo de la catequesis; por lo menos los otros niños podían recibir algo de catequesis, y charlé con él de muchas cosas.

Él consideraba que la forma de llamar la atención a su familia era portándose mal. Yo le dije que también podía llamar la atención portándose bien. El caso es que que ese mismo día al salir le pedí que esperara, que le iba a decir a su tía algo bueno de él.

Cuando llegó su tía, no le quedó otra que hablar conmigo, pero como vio que yo sonreía, quizás no tuvo miedo de acercarse.

-Tengo que darte la enhorabuena por tu sobrino -dije, su cara era de un asombro absoluto-. Sí -le dije- tiene unas ideas muy claras, hablo mucho con él y la verdad es que a veces hace unas preguntas y comentarios que me ayudan mucho al dar la catequesis.

Desde entonces procuraba estar más atento y preguntaba todo lo que podía. Y el Espíritu Santo me ayudaba a contestar.

En los últimos días de la catequesis hizo la siguiente pregunta.

-A ver, si uno hace la primera reconciliación y luego la primera comunión y luego no va más ni a misa ni a la Iglesia. ¿Qué pasa?

En ese momento el Espíritu Santo puso una imagen en mi cabeza y supe lo que le tenía que decir:

Una madre tenía dos hijos, a los dos los quería mucho, un día uno de los dos hijos se marchó a Australia, para no volver. 

La madre sigue queriendo igual a los dos hijos y echará de menos al que no está. Tratará de volver a verlo. Pero el que se queda aquí es el que va a disfrutar de los paseos juntos, de los cumpleaños, de las fiestas, de esos momentos especiales, el otro se los perderá. Y esperemos que vuelva y no se pierda el volver a ver a su Madre….